• Daniela Urzola

La furia de Ruth


Prevenge (Alice Lowe, 2016) DP: Ryan Owen Eddleston

“Beyond man’s dreams lurk the Furies

-the three sisters of Evil who lie in wait

for those who live dangerously

and without Gods.”


Tras cometer su primer asesinato, Ruth regresa a su habitación de hotel y pone una película en su ordenador: Crime Without Passion, el filme pre-code de 1934 protagonizado por Claude Rains. Como suele acontecer, la elección de esta película no es nada azarosa. Y mucho menos lo es el hecho de que Ruth esté viendo la escena inicial. En esta secuencia de clara herencia surrealista se representan las tres Erinias o Furias, figuras mitológicas que habitaban el inframundo y cuya misión consistía en la venganza y el castigo en vida a los mortales por sus crímenes cometidos. En la tradición visual, estos personajes ctónicos se suelen representar como mujeres aladas que llevan serpientes en sus cabellos, una antorcha en una mano y un puñal en la otra. De nuevo, nada de esto resulta azaroso ni casual… La protagonista de Prevenge, Ruth –retratada por la propia directora, Alice Lowe–, se erige como una especie de Furia contemporánea cuya única misión es vengar la muerte de su marido y padre del hijo que lleva dentro. Es así como esta viuda embarazada procede a perseguir y matar a cada uno de los implicados en el accidente que le costó la vida a su esposo. Pero en este caso su misión no está dada por un mandato divino. Ni siquiera está impulsada por un deseo propio. Surge por precepto de su feto. Es él quien tiene sed de venganza, quien le habla y le ordena las matanzas que debe llevar a cabo, en ocasiones incluso contra su propia voluntad.


Ruth no es la embarazada que imaginamos –o la que se espera que imaginemos–. Ella no vive llena de esperanza por su futuro hijo; vive coaccionada por él. Su existencia se debate entre un duelo que no logra dejar ir y un temor constante a ser consumida por la vida que lleva dentro. La vida que, incluso antes de existir, demanda de ella más de lo que puede soportar. Con antecedentes como Baby Blood (Alain Robak, 1990) À l’intérieur (Alexandre Bustillo y Julien Maury, 2007) y, por supuesto, La semilla del diablo (Roman Polanski, 1968), Lowe regresa al tema del embarazo, ya explorado en el ámbito del terror, pero le da una vuelta de tuerca al cambiar las amenazas externas por un peligro que viene de dentro: la violencia que emerge de su propia condición. Y esto adquiere una mayor relevancia cuando se tiene en cuenta que Lowe estaba, en efecto, embarazada en el momento de realización del filme. Ruth rompe con el estereotipo de la futura mamá, completa y realizada por el solo hecho de que pronto dará luz a una nueva vida, y nos muestra a una embarazada que sufre, que teme, que es mujer antes que madre. Cada una de sus víctimas refleja un obstáculo o prejuicio al que se enfrentan a diario las mujeres embarazadas en la sociedad actual: desde una sexualidad que les es negada o, en su defecto, vista como un mero fetiche, hasta los rechazos que les sobrevienen en el ámbito profesional. Como las Furias, Ruth personifica la idea de la anti-heroína. Una figura potente que ha sido explorada en otros filmes de venganza dirigidos por mujeres, como es el caso de M.F.A. (Natalia Leite, 2017) o de la hoy aclamada Una joven prometedora (Emerald Fennell, 2020). Historias que, desde la mirada femenina, retratan mujeres multidimensionales, cuyas acciones no pueden ser definidas por una dicotomía entre blanco y negro, y que desafían la noción de moral tal cual ha sido construida en un mundo patriarcal.


Prevenge (Alice Lowe, 2016) DP: Ryan Owen Eddleston

Prevenge es una historia de venganza que sigue las convenciones del slasher y rinde homenaje al género. Es también una comedia con un humor profundamente negro y satírico. Pero, ante todo, la ópera prima de Alice Lowe es el manifiesto de una mujer embarazada sobre esa maternidad incipiente. Sobre el temor a la pérdida de la identidad propia y sobre la necesidad de mostrar otro lado de la maternidad: aquel que llamarían oscuro por no ajustarse a las expectativas sociales de lo que ésta debe ser.

9 views0 comments

Recent Posts

See All